image

Polymorphic resin #00: fix it!

arquitectura, blog

 

Hará cuestión de unas semanas que descubrimos la existencia y algunas posibilidades de la resina polimórfica en su aplicación diaria. Fue una sorpresa poder adquirirla en Sevilla y directamente decidimos que debíamos comenzar a experimentar las posibles aplicaciones y su comportamiento.

Este tipo de resina se distribuye en formato de pequeñas bolas blanquecinas y para conformarla lo único que necesita es sumergirla en agua caliente y amasarla hasta conseguir una masa maleable.

8608471727_308858f457_o

 

Para poder probar sus propiedades en estado plástico y una vez solidificada decidimos tirar de necesidad y nos propusimos arreglar un cuchillo de casa que recientemente se había partido por el asa resultando por un lado la hoja de acero limpia y el mango casi intacto pero inservible.

8603164638_b78646c41f_o

 

 

El proceso de preparación de la resina y su moldeado duró en torno a 7 minutos aunque en el vídeo lo hemos reducido a unos 3 minutos.

8603164664_1341b771f1_o

 

 

Estado a los 10 minutos de secado de la resina

8603164658_8b2241b339_o

 

 

Estado a los 15 minutos de secado de la resina

8602062557_11f15a2b49_o

 

 

Estado final del producto reparado y personalizado comparado con el original de fábrica

8602062421_5df27c803d_o

 

 

Una vez adquirida la resistencia característica lo primero fue probar si una pieza sometida a importantes esfuerzos resistía como para hacer viable reparaciones de ese tipo y la verdad es que fue una sorpresa que el mango no se resintió en absoluto al cortar elementos de bastante dureza.

Este primer test realmente nos ha animado a seguir probando esta resina: lo siguiente testear su posible reutilización mediante calor y su comportamiento frente a tratamientos abrasivos para su pulido.



Deja un comentario